Hablemos de Hablar…

captura-de-pantalla-2016-11-02-a-las-12-37-05-p-mNos pasamos la vida hablando y nos formamos muy poco para ese desempeño laboral indispensable. Presentaciones, reuniones o juntas, entrevistas personales, actividades comerciales, vídeo conferencias… Hablar y hablar más. Constantemente hablar sin que tengamos la certeza de hacerlo bien, de alcanzar unos mínimos objetivos de solvencia, credibilidad e interés.

En los cursos que imparto siempre suelo preguntar a los directivos que asisten “¿cuánto de su jornada laboral dedica a hablar?” El resultado suele rondar el 70 % como media de una formación estándar. Luego les planteo la desproporción entre lo que se han formado para ese 70% en comparación con el otro 30%. Han hecho cursos de dirección estratégica, de formación técnica en sus campos de actividad, saben mucho de liderazgo o de dirección financiera… Pero desconocen los rudimentos básicos de la elocuencia.

¿Se puede hacer una gran carrera profesional sin dominar la oratoria? Lo dudo mucho. La estadística dice que tendrá que hablar y que hablará mucho tiempo y muchas veces. Póngase manos a la obra en cuanto pueda. Conviva con el miedo, sea directo, controle su voz y su lenguaje no verbal, construya diapositivas visualmente atractivas o domine la estructura del discurso. Es por su propio bien; es una inversión en su futuro.

En septiembre tiene la primera oportunidad de empezar a “Hablar para convencer”

¡Nos vemos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *