Si me muero hoy…

captura-de-pantalla-2016-11-02-a-las-12-41-38-p-m

Si me muriera hoy me dejaría caer en paz, sabiendo que las tareas más importantes en mi vida las he realizado desde el corazón más amoroso.

Tres planetas, tres estrellas; mejor dicho, han nacido de mi vientre, del Big Bang de mi alma y la de Fede.

Estas tres brillan con luz propia, y son por sí solas unas galaxia. Permitir que a través de nuestra energía en mera transformación surja lo más hermoso, sus ideas, sus ojos, sus manitas, su alma, es el mejor regalo y más deliciosa experiencia humana.

Transformar a través de nuestro camino la energía de nuestros antepasados, transmutar en la Paz y el Amor que permite leer los secretos de éste pasar, de este trascender y finalmente limpiar lo que estaba antes de mi existencia.

Limpiar el espejo y poder sentirme de verdad, poder mirarme con los ojos bien abiertos, poder mirar detrás, abajo, a los lados, dar la mano, abrazar mi vientre, y mi universo y el Universo, y honrarlo y amarlo de nuevo, como si lo que sucedió antes fuera solamente un libro escrito, poniéndose viejo, adquiriendo calor y sabiduría.

Si me muero sería, después de la muerte, inmensamente feliz.

Volaría por los cielos, me sentaría en las montañas, sobre volaría los mares y hablaría con las estrellas. Mandaría luz a los míos, a los que algunas vez fueron mi tribu, compañeros y compañeras de batallas, tazas conversadas de café, respiraciones en yoga, hombros que huelen a abrazo, palabras conectadas al corazón.

Si muriera ahorita quisiera, que Sebastián nunca dejara de ser noble de corazón, sensible al sentir del planeta. Quisiera que para siempre creyera en él, en la fuerza de la suavidad, en la capacidad de todos y cada uno de ser bondadosos.

Me encantaría sonreírle desde acá arriba, mirándole ser el ingeniero de sonrisas, de legos, de b-daman de miradas inocentes y puras.

Amaría ver a Camila conectada constantemente, como ahora lo hace, con la dulzura y con las lágrimas tiernas que brotan de sus ojos como mar. Amaría que pudiera seguir llorando con libertad, mirando el mundo desde arriba, desde abajo, al revés, entendiendo la inmensidad de la humanidad y meciéndose con una sonrisa tan grande como su galaxia.

Amaría sentarme a mirar a Luna, moviendo la tierra con sus pasos, con su mirada, sus cejas fuertes cual Frida Kalo y su cola de luz.

Tan hermosa y fuerte como la misma luna, a veces alineada con otros planetas y otras veces simplemente brillando entre los árboles que se mecen a su alrededor.

Estos tres planetas, creando cada uno su galaxia, su propio Big Bang en su camino, sonriéndose y abrasándose como lo hacen hoy.  Sin que exista un ayer ni un mañana, solamente ellos y el eterno presente del amor.

Si me muero hoy desearía que Federico sonría mirando al cielo, y a las montañas y a los ríos. Sé que haría por tan increíble aventura que hemos vivido hasta ahorita. Escuchando la música del corazón, el ritmo del Universo, sintiendo el sol en nuestra piel, aroma del mar, pies descalzos en la tierra y en el agua, la luz pasando e iluminando toda la existencia. Aroma de amor, de comida recién preparada, sopa que todo lo cura, batido que todo lo limpia, agua que todo refresca…. ¡Eso sos en mi vida!

Si me muero hoy, sé que encontré el amor, que mereció el Universo traerme a habitar este templo, este cuerpo.

Que ya no me disculpo, porque ya lo hice por años, que ahora siento la libertad de reconocer y reconocerme en todos y todas hasta desvanecerme. Una vez más soy yo, soy vos, soy el tiempo que ya no pasa, soy inmensidad, soy mar abierto, soy sonido de ballena, soy lagrima de tortuga pariendo, soy Juan Salvador Gaviota, soy el Principito, soy la sonrisa de Luna, soy el abrazo tierno de Sebastián, soy la lágrima de Camila, soy la música de Fede, soy las flores de mi madre y de mi padre, soy la boca saboreando de mi suegro, soy la fe de Cata en ella misma, soy la pureza de Pablo que no sabe que tiene, soy la mujer que lleva adentro mi suegra, soy el abrazo, el beso, el te amo de mi hermano.

Soy las sillas de amigas, las sonrisas hechas de mandalas, soy la hermana de mis hermanos, soy la guerrera de los valientes, soy el sol del atardecer y del amanecer, soy la fé de Ceci y Hermann, soy amor propio de todas, soy permiso de la sensualidad, soy la piel agradecida de la mujer recién parida. Soy canal de parto, soy un grito de dolor que llega a nacer, a transformar y continuar la vida. Soy la vida que viene a dar vida, que se va viniendo siempre, dejando estela de vida, de luz, de fe, de amor, de libertad.

Lo que soy hoy, seré siempre, a través de todos y todo, por eso, si me muero hoy, seguiré el trayecto que traía en el alma trazado, totalmente agradecida.

#TRASCENDER

captura-de-pantalla-2016-11-02-a-las-12-38-22-p-mAlguna vez te has preguntado cuál es tu misión o para qué viniste a este mundo?

Te tengo la respuesta, no importa quién seas, en dónde estés, cuál sea tu rol o posición, a este mundo viniste a #TRASCENDER!!

Ahora bien, quizás sea prudente definir trascender para evitar interpretaciones; dentro de los significados que se atribuyen a esta sencilla palabra tenemos: “Empezar a ser conocida [una cosa que estaba oculta]”, “Hacer sentir sus efectos o tener consecuencias [una cosa] en lugar o medio distinto de aquel en que se produce”; interesante no?

Y es que cuando se analiza un poco esto podemos inferir que lo que te estoy diciendo es que vos, si vos, viniste a este mundo a hacer sentir tus efectos en lugar distinto a donde se producen, es decir, que tus efectos sean duraderos en el tiempo e impacten y afecten a otros en sus realidades sin que necesariamente estés vos presente o te conozcan tan siquiera.

Podrás pensar que estoy diciendo tonterías y que hace poco sentido lo que digo, sin embargo, debo decirte que estoy completamente seguro de que lo que escribo en estos momentos es LA VERDAD; Sir Ken Robinson en sus conferencias muchas veces hace la siguiente pregunta: “¿Cuántos seres humanos han pasado (vivido) en el planeta?”;  las respuestas a esta pregunta son muchas, pero la más común es 100,000,000,000 (cien mil millones), un número suficientemente grande para no poder imaginarlo y a pesar de que no existen datos para que alguien sepa con exactitud cuántos hemos pasado por este mundo, puedo decirte con certeza que no está ni remotamente cerca. Para muestra un botón: estudios científicos nos indican que para inseminar un óvulo fértil se requieren 250 millones de espermatozoides, de estos uno (1), sí solo uno lo logra!; esto quiere decir que cada uno de nosotros es 1 de 250 millones de posibilidades, más aun los mismos estudios muestran que 70% de los óvulos inseminados se pierden, algo pasa en su proceso de formación.

Así las cosas sabemos que somos un 30% de 1 entre 250 millones cada uno de nosotros y si bien es cierto no podemos responder con exactitud la pregunta de Sir Ken si podemos imaginar su magnitud así como la magnitud de la segunda pregunta que él hace: “¿Cuántos NO han tan siquiera llegado a vivir en el planeta?”; ¿qué te dice esto?, a mí personalmente me da visibilidad de algo SÚPER IMPORTANTE, me dice que YO – el que estoy escribiendo este blog – y vos -que lo estás leyendo- SOMOS IMPORTANTÍSIMOS, sin importar donde estemos y quién seamos, ESTAMOS VIVOS, ESTAMOS AQUÍ y lo que es aún más importante es que solo por eso, tenemos LA RESPONSABILIDAD de #TRASCENDER, justo así como está definido en los párrafos anteriores, tenemos la responsabilidad de hacer sentir nuestros efectos para crear un mundo mejor, una realidad mejor de la que cada uno ha encontrado!!.

Y es que en realidad para eso vinimos al mundo, me niego a pensar que alguno de los que estamos en este planeta estamos aquí por error; otra cosa es que el aprendizaje nos haya limitado y hayamos creado una realidad en la que somos una causalidad solamente y por ende nuestro objetivo es solo pasar por aquí desapercibidos; ojo que eso es aprendido, ya sea por nuestras creencias o por la realidad del entorno en el que estamos, el cual no podemos omitir de que el mismo sea limitante, más sin embargo, todo eso, absolutamente todo eso, es “des-aprendible”, podemos desaprender a limitarnos o aprender a tener posibilidades infinitas.

Emily Fletcher, principal precursora de la Meditación en Google hace un planteamiento muy interesante sobre los tres estados en los que podemos encontrarnos, Crear, Mantener o Destruir, los cuáles son concordantes con los estados “normales” de la Creación o del Universo (o Dios para aquellos creyentes como yo). Podemos decidir crear, mantener o destruir, y el universo se alineará de manera natural con eso, y lo hace en ese orden, es decir, que a la creación le sigue el mantenimiento y al mantener le sigue la destrucción como medio irrefutable o ineludible para poder crear de nuevo, de ahí que nuestro estado natural debiese ser el de Crear, pues como ya lo dije antes vinimos a #trascender, y es justo eso lo que debemos aprender pues resulta ser que el estado natural del ser humano es de mantener, una vez que logra algo lo mantiene, lo “cuida”, aunque en realidad lo está descuidando pues eventual e ineludiblemente llegará la destrucción de eso que tanto “cuida”; de ahí que lo necesario sea aprender a crear, crear y seguir creando, para trascender, trascender y seguir trascendiendo.

Te invito a que nos acompañes en nuestro programa Despertar, para que aprendas a desaprender, a liberarte de tus cadenas, de las creencias que te limitan, que comprendas tu realidad y puedas cambiarla para así impactar LA REALIDAD y cumplir TU OBJETIVO, que es el de TOD@S, #TRASCENDER.

Hablemos de Hablar…

captura-de-pantalla-2016-11-02-a-las-12-37-05-p-mNos pasamos la vida hablando y nos formamos muy poco para ese desempeño laboral indispensable. Presentaciones, reuniones o juntas, entrevistas personales, actividades comerciales, vídeo conferencias… Hablar y hablar más. Constantemente hablar sin que tengamos la certeza de hacerlo bien, de alcanzar unos mínimos objetivos de solvencia, credibilidad e interés.

En los cursos que imparto siempre suelo preguntar a los directivos que asisten “¿cuánto de su jornada laboral dedica a hablar?” El resultado suele rondar el 70 % como media de una formación estándar. Luego les planteo la desproporción entre lo que se han formado para ese 70% en comparación con el otro 30%. Han hecho cursos de dirección estratégica, de formación técnica en sus campos de actividad, saben mucho de liderazgo o de dirección financiera… Pero desconocen los rudimentos básicos de la elocuencia.

¿Se puede hacer una gran carrera profesional sin dominar la oratoria? Lo dudo mucho. La estadística dice que tendrá que hablar y que hablará mucho tiempo y muchas veces. Póngase manos a la obra en cuanto pueda. Conviva con el miedo, sea directo, controle su voz y su lenguaje no verbal, construya diapositivas visualmente atractivas o domine la estructura del discurso. Es por su propio bien; es una inversión en su futuro.

En septiembre tiene la primera oportunidad de empezar a “Hablar para convencer”

¡Nos vemos!

El jarro de mayonesa y el café.

captura-de-pantalla-2016-11-02-a-las-12-32-23-p-m

Cuando las cosas que están pasando en tu vida te agobian, cuando las 24 horas del día parecen no ser suficientes para hacer lo que quieres, recuerda el jarro de mayonesa ……y el café…
Un profesor de filosofía se paró frente a sus estudiantes y colocó algunas cajas sobre su escritorio. Cuando los estudiantes prestaron atención, sin decir una palabra, tomó entre sus manos un enorme jarro de mayonesa que estaba vacío y procedió a llenarlo con pelotas de golf que sacó de una de las cajas. Cuando terminó, le preguntó a sus estudiantes que si el jarro estaba lleno.
Todos estuvieron de acuerdo en que sí estaba lleno. Entonces el profesor tomó del escritorio una caja que contenía frijoles y los vertió en el jarro de mayonesa, fue agitando el frasco periódicamente y los frijoles fueron llenando los espacios vacíos entre las pelotas de golf. Al concluir, alzó el jarro y preguntó de nuevo si estaba lleno. Nuevamente, los estudiantes dijeron que sí. De seguido, el profesor tomó una caja que contenía arena y repitió la operación anterior. Por supuesto que la arena se deslizó entre las bolas de golf y los frijoles, llenando los espacios vacíos que quedaban. Volvió a preguntar si el jarro estaba lleno. Los estudiantes, con una sonrisa de satisfacción, respondieron que sí, en forma unánime.
Entonces el profesor sacó de una cuarta caja dos tazas de café, todavía “humeantes” y las vertió dentro del jarro, hasta llenarlo por completo. Los estudiantes rieron a carcajadas.
Bueno, dijo el profesor, este jarro representa sus vidas: las bolas de golf son las cosas realmente importantes para cada uno de ustedes, su familia, su salud, sus amigos, sus sueños y pasiones favoritas, en fin esas cosas que te harán sentir que tu vida todavía está llena aunque pierdas todo lo demás. Los frijoles representan otras cosas en tu vida que son importantes, pero no determinantes como el trabajo, la casa o el carro. La arena representa todo lo demás, las cosas pequeñas o de poca importancia.
Si ustedes colocan de primero la arena en el jarro, continuó diciendo, no quedará espacio para los frijoles y menos para las bolas de golf. Lo mismo pasa en la vida. Si ustedes gastan toda su energía y su tiempo en las cosa pequeñas, nunca tendrán espacio para las cosas que son realmente importantes. Presten atención a las cosas que son realmente cruciales para su felicidad. Jueguen con sus hijos, saquen el tiempo para atender su salud, saquen a su pareja a cenar y bailar, juéguense otra mejenga. Siempre va a haber tiempo adicional para limpiar la casa, cortar el césped o arreglar el lavatorio. Establezcan sus prioridades, el resto es …… ¡sólo arena!
Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó qué representaba el café. El profesor sonrió. Me alegra

The Real Conflict that Project Managers fail to Manage, and a simple way to change it.

The latest numbers published in the Pulse of the Profession® from the Project Management Institute (PMI®), show very discouraging numbers, which also raise some flags on what the Profession should do to get better results on projects globally. Amongst the numbers and facts we can see a decrease in the percentages of projects that “met original goals/business intent”, where “completed within original budget” and “completed on time”, to numbers of 62%, 53% and 49% respectively.

Whilst the latest fact is something to worry about in itself, what makes this even more worrying, is that the decreases mentioned go along with a rocketing increase in Project Management Professional (PMP®) certified professionals globally, which really gets my attention and makes me wonder, why if we have higher than ever certified professionals out there, the success rates of projects are going down.

captura-de-pantalla-2016-11-02-a-las-12-24-20-p-m

One could certainly infer that the results, have to do with the fact that the amount of qualified Project Managers (PMs) out there, is insufficient to comply with the global economy´s demand for Project Managers, “currently, demand for project management professionals is not matched by availability of resources with relevant project management skills” (PMI Project Management Skills Gap Report); however, it is also true that there is a lack of Conflict Management skills and attitude amongst the Project Managers in regards to handling or managing quite probably the most common of the conflicts present in projects globally. There is no conference, training, or consulting endeavor, where I do not get the comment “but that in real life does not happen”, when referring to the triple constraint. By consulting all type of customers, from Fortune 500 Organizations, Government agencies, small and medium businesses, I can certainly affirm that most PMs have a clear understanding of Project Management´s best practices, tools and techniques, among other things, or they do receive the knowledge through mentoring and training; they also, understand what the business requirements are, and also what are the two main restrictions they have, meaning, budget and time as well; however, a high percentage of them, simply lack the skills or assertiveness to confront either their sponsors or customers regarding what they do get assigned.

Let me get straight to the point, businesses, meaning sponsors and customers, in a vast majority, do NOT understand Project Management, and they don’t have to!!, they understand their businesses and their needs, and based on that fact, their assumptions, their expectations, desires and needs, most of the time, might not be aligned with the budget and time they allocate for the projects that will create the products which will solve their needs. This is the sole justification for the existence of Project Managers and Project Management Units, divisions, companies, etc; but ironically, it is also, from my perspective, the reason for the most common conflict in projects, which is, simply put, the lack of sufficient funds and time to deliver or develop the project the right way. And here is where the issue arises, you´ll hear the Project Managers state that “they can´t” say NO to what they get assigned, or if they do, the response they´ll get is, “do it anyway, since it is already agreed upon”. The truth is, that you CAN SAY NO, and actually you MUST SAY NO, committing to an impossible assignment, does not make it possible, and also, it is YOUR RESPONSIBILITY as a PM to SAY NO; only two things can happen, you either get the additional funds and/or time you need, or you get the negative response we mentioned before, in which case, then you´ll have a choice to make, either you decide to stay and live through your Project´s life cycle in complete stress and awareness of the fact that you will NOT deliver on time and within schedule, or you say, “the heck with it”, I choose not to live a “chronicle of an announced death” and rather leave the project….I know the latter might frightened you as a PM, but I can assure you that you will have a better live, and at the same time you will help us increase the success numbers in PM Globally.

So, let me encourage you, if you are already a PM, think about it, think about how many times you didn´t say no, made your best effort, and kept yourself and your project team under a stressful situation for as long as the Project Life cycle took; now, think about the impact it will have in your teams, in your projects, and more importantly, in your life, the simple fact of being assertive, truly assuming your role as a PM, and saying no; and if you are just starting your journey in the PM World, then please, learn how to say NO, understand who your stakeholders are, and learn how to be assertive and what truly means to be responsible as a PM.

By doing so, the number of projects you will lead, will be better aligned with the business requirements, will be really and truly achievable in terms of time and cost, and then, only then, the proper use of all the PM tools, techniques and best practices will add value.

If we all do this, the numbers in the following Pulse publications might change, we ALL TOGETHER can make the difference!!!

If you like the article, and in some way agree with what I’ve exposed, then share it, the more PMs and future PMs that read it and share it, the bigger the impact we will create!!

Also, if you have time, please go and complete the PM Best Practices Survey we are running, to help us improve the profession.

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSekpLOhgWP-tdqPHG3-dAPEJnHadCnB_FUDjpPp1wmprba0Cg/viewform

I am the CEO of Grupo Empresarial 360 (www.ge360.net) and also a Board Director at PMI´s Global Accreditation Center. I have been involved in the development of the PM profession for over 14 years, through Academia and Consulting-Training, my experience as a Scholar-Practitioner globally has allowed me, not only to gather knowledge and experience, but also data about the profession, which I use to serve my organization´s and my own personal mission, which is to Transform the World.

You can reach out to me via LinkedIn at https://cr.linkedin.com/in/federicovargascr , and also on Twitter @fedevargascr or through email via federico.vargas@ge360.net

 

La varita mágica – Iside Sarmiento

Z

Ring Ring… Contesto. -“Le puedo hacer una pregunta? Como hago para que se me mejoren las cosas…”  Y luego empieza una lista de varios minutos de acontecimientos desafortunados.

Como consultora de Feng Shui, constantemente soy contactada para hacer asesorías y dar consejos basados en esta milenaria practica del balance. Siempre escucho con paciencia esas llamadas. Me imagino dos opciones: la persona al otro lado del teléfono espera que yo le provea “el consejo-mágico-milagroso-inmediato” ó simplemente necesitaba desahogarse.

Uno, dos, tres!

La metafísica china se compone de tres aspectos. La suerte del cielo sería la primera. Son aquellos aspectos que no podemos controlar. Es aquel fenómeno en el que aun si habitamos la misma casa, con la misma decoración por 6 años seguidos, algunos años nos va bien, otros mejor, y otros no tanto. Es aquello que no está dentro de nuestro control y especialidad de la escuela clásica llamada Xuan Kong.

 

Ejemplo de esta escuela para el año 2015 es una energía muy positiva relacionada la abundancia futura que visita la coordenada suroeste. Así las casas con puerta de entrada, dormitorio principal u oficinas situadas en esta coordenada tendrán la posibilidad de que se les presenten mayores oportunidades a favor de su abundancia futura.  También hay algunas que cuidar. Por ejemplo, las casas o dormitorios con puerta Sureste deberían de resguardar mejor su salud pues pueden estar propensos a algún declive en su vitalidad. Para estas personas la recomendación sería tomarse sus vitaminas, cuidarse del sereno o llevar consigo un paraguas para caso de lluvia súbita.

 

La segunda parte la conforma la persona. Existe un análisis detallado llamado BAZI. Sirve para encontrar cuáles son nuestras fortalezas y aprovecharlas y cuales las debilidades para balancearlas. Según los maestros de la metafísica china el estudio del BAZI nos ayuda a conocer cuál es nuestro talento. Se dice que nuestro talento es aquello que hacemos bien. Y sería una verdadera lástima encontrar nuestro talento a los 88 años. Los análisis de BAZI y se pueden encontrar en Internet pero sería aún mejor encontrar algún maestro capaz de hacer una lectura seria y correcta.

 

La tercera parte la compone el Feng Shui, que es la parte de la tierra. Se dice que los seres humanos somos como una pajilla. Que tenemos la capacidad de bajar las bendiciones celestiales para luego mantenerlas en el espacio. ¿Pero qué pasaría si el vaso, la taza o el contenedor adonde estamos bajando esas energías estuvieran rotas, con grietas, sucias y en malas condiciones? Ese “contenedor” es nuestro espacio sagrado, hogar, dormitorio, oficina.

Así que mi respuesta a esas llamadas, siempre, es la misma:

“Sería totalmente irresponsable de mi parte darle cualquier consejo de Feng Shui por teléfono, sin ver el espacio, saber acerca de su Feng Shui personal, color, ambientación, formas y coordenadas cardinales de su casa, su dormitorio, su cama… Lo que SÍ le puedo sugerir es mover 27 objetos de un lugar a otro, de un cuarto al otro, de la sala a la cocina. Cuadros, muebles, adornos, almohadones. Más que suficiente para empezar a desbloquear y mover energía. Eso sí, -les digo como consejo final- asegúrese de ir con un trapito bien limpio y ojalá aromatizado porque no puede llevarse la telarañas ni el polvo viejo! Cada objeto que re-ubique, lo coloca bien limpio y brillante. Bonito!”

Todas las personas de las llamadas -sin excepción- se ríen al final de la conversación. Con sólo imaginarlo ya su frecuencia y la de su espacio, cambia.

El primer paso para hacer Feng Shui es mental, el segundo es descongestionar y el tercero aplicar alguna de las escuelas o sistemas de este efectivo arte ancestral.

La belleza de hacer Feng Shui en los espacios es que nos permite rodearnos de ambientes armónicos en los cuales podemos desarrollar todas nuestras capacidades, potencialidades y talentos. Cuando hay orden, hay belleza. Cuando hay belleza hay oportunidades de ver, de proyectar, de crecer. No es la lámpara colocada al Noreste la que nos “hará” más inteligentes, es la opción de tener más “luz” para leer mejor, para iluminar nuestro cuarto de estudio en un sector ideal para aprender. No son los patos mandarines al fondo a la izquierda del dormitorio los que “harán” que cesen las discusiones de pareja, es el simbolismo que colocamos para “recordarnos” que deseamos una relación amorosa, estable y fiel.

Más allá del talento – Álvaro Merino

P

Marcus Buckingham, experto en liderazgo y analista del Instituto Gallup, participó la semana pasada en el WOBI celebrado en Madrid. Defensor del trabajo apoyado en las fortalezas aportó una mirada muy interesante a la hora de hablar del talento: “Antes de lanzarnos a conocer nuestros puntos fuertes naturales, debemos tener claro que un punto fuerte no es aquello que haces mejor, sino lo que te fortalece, es una actividad que al realizarla te vigoriza, te hace fuerte”

De las palabras de Marcus Buckingham se pueden extraer varias ideas sobre las que te invito a reflexionar:

Enfocarse en las fortalezas nada tiene de ver con ser ingenuo y olvidar que todos tenemos debilidades. Trabajar sobre las fortalezas nos permite decidir cuanto tiempo le dedicamos a aligerar las debilidades para que no supongan un lastre en nuestro desarrollo.

Fortaleza es aquello que te fortalece y debilidad es aquello que te debilita. A hacer algo muy bien podemos llamarle desempeño pero, si hacer algo para lo que tienes capacidad te va consumiendo poco a poco, entonces no podemos llamarle fortaleza. Es una cuestión de energía. Debilidad es aquello que antes de empezar a hacerlo te roba energía y hace que pierdas el foco de atención mientras lo estás realizando.

El talento ni es escaso, ni es territorio exclusivo de unos pocos elegidos. El talento reside en todos porque nuestras fortalezas nos hablan de aquello que amamos hacer. Hacer tareas que nos entusiasman y hacerlas en los lugares adecuados abrazan este concepto.

Los líderes necesitan imperiosamente escuchar a sus colaboradores porque cuando dejan de hacerlo empiezan a perder su credibilidad. Cuando no hay tiempo para escuchar con autenticidad, perdemos la oportunidad de acompañar a las personas en el desarrollo de su talento. En la escucha auténtica se inicia el verdadero liderazgo y la cultura de un equipo.

¿Quieres hacer un ejercicio?

Buckingham nos propone un ejercicio, tan sencillo como interesante (suele ser habitual que lo sencillo resulte interesante): Utiliza una hoja de papel y dibuja una línea dividiendo la hoja por la mitad. En uno de los lados escribe “Me encantó” y en el otro lado “Lo odié”. Durante una semana recoge evidencias en un lado y en otro del papel. Cada vez que desees hacer algo anótalo en un lado de la hoja y cuando desees postergar algo o tratar de delegarlo porque no te gusta, escríbelo en la columna contraria.
Si quieres empezar a encontrar tus fortalezas, empieza trabajando sobre todas las evidencias que registraste en la columna “Me encantó”. Es muy posible que te resulte sencillo encontrarlas si descubres el hilo que las une.
Y aún así, después de todos estos argumentos, la realidad es que prácticamente 7 de cada 10 empresas apoyan sus políticas de desarrollo tratando de arreglar las debilidades de sus trabajadores. ¿Por qué ocurre esto? Seguramente en nuestra cultura y nuestra educación encontremos muchas respuestas.

¿Obedientes o responsables? – Álvaro Merino

ttt

La Real Academia Española de la lengua define el término obedecer como cumplir la voluntad de quien manda. Ya solo con esta definición se hace poco apetecible ser obediente. La responsabilidad por su parte habla de la libertad para actuar y reconocer y aceptar las consecuencias de nuestros actos.
Sin duda, en mi caso, prefiero tener cerca personas responsables que personas obedientes. No me cabe la más mínima duda. Sin embargo, ¿cómo es posible reclamar la responsabilidad de los adultos si permanentemente tratamos de educar a los niños en la obediencia?
El autoritarismo del adulto es muy probable que provoque una relación de sumisión o de lucha de poder. Sin duda que establecer una relación de obediencia es más rápida ya que ser desobediente suele llevar implícito un castigo posterior. Sin embargo la obediencia doblega la voluntad del niño con el fin de cumplir el mandato del adulto. Si bien tiene resultados efectivos a corto plazo, es altamente perjudicial para el niño al largo plazo.
Si quiero tener un adulto responsable, ¿no es más inteligente estimular cuanto antes la responsabilidad en un niño?
Entrenar la responsabilidad puede hacerse desde edades muy tempranas y pasa por la apuesta de hacer participe al niño de las decisiones que atañen a su vida diaria. Cuando son muy pequeños es interesante ofrecerle opciones limitadas para estimular su toma de decisiones. Cada vez que ofrecemos la posibilidad de que un niño participe en las decisiones que le implica su día a día, estamos respetándole como persona. Si el adulto toma las decisiones por el niño, ¿cómo lo interpretará el niño?. Es curioso como exigimos a los adultos que tomen decisiones en cualquier situación cotidiana y sin embargo no facilitamos los momentos para que los niños se entrenen en una competencia tan importante como esta. Y si no existe un entrenamiento sistemático, los aprendizajes tardan más en llegar. Hay muchos adultos en miles de organizaciones que temen tomar decisiones y esperan que otros las tomen por ellos. ¿No será fruto de lo que han aprendido? ¿Es posible que desde niños les hayan evitado sistemáticamente la posibilidad de participar en la toma de decisiones? Quizá no han sido escuchados con autenticidad y respeto por sus adultos.
Pero cuidado, no nos equivoquemos: No enfocar en la obediencia nada tiene que ver con obviar que existen reglas que necesitan ser cumplidas con firmeza en cualquier sistema (ya sea familiar, profesional o cualquier otro). En cualquier lugar donde se van a desarrollar aprendizajes significativos es imprescindible que existan normas que sean respetadas. Pero normas para todos. No solo para los niños. La autoridad se gana desde el establecimiento de la confianza y la coherencia. Si el adulto impone su autoridad bajo la amenaza y el castigo, le muestra a los niños una manera de comportarse con los demás cuando sean adultos.
La responsabilidad se estimula educando desde el respeto y la firmeza y ayudando a los niños a orientarse a las soluciones. Para enseñar a un niño a ser un adulto respetuoso es necesario que sea respetado y que observe que los adultos con quienes vive se respetan entre ellos. Si no es así es muy difícil conseguirlo.
Un niño no es un adulto en pequeñito, sino más bien un proyecto de adulto. En el deporte, en la educación y en la vida no existen los atajos. Ayudar a enriquecer la “caja de herramientas” con las que un niño se manejará en la vida requiere una apuesta por estimular su responsabilidad.

¿Zorros o erizos? – Álvaro Merino

r

En su ensayo “El Erizo y el Zorro” Isaiah Berlin, basándose en la conocida fábula griega, divide a las personas en zorros y erizos. El zorro trata de cazar erizos y es capaz de diseñar múltiples de estrategias complejas para conseguirlo. Sin embargo el erizo, carente de elegancia, camina lentamente buscando comida. Cada vez que el zorro ataca, el erizo se encierra en si mismo convirtiéndose en una bola de pinchos que hace desistir en su ataque una y otra vez al zorro.
Las personas, equipos y organizaciones que actúan como zorros se caracterizan por la complejidad de sus estrategias y por la dispersión de sus acciones. Sin embargo quienes actúan como erizos destacan por la sencillez y simplicidad de sus estrategias. No importa lo complejo que sea el entorno en el que se mueva, ya que sus acciones tiendes a ser sencillas, tanto como que ya nada sobra. Tan sencillo y evidente que parece mentira que nadie se hubiera dado cuenta antes de ello. Es curioso como frente a la complejidad, triunfa la sencillez de lo evidente.
El concepto de erizo, que Jim Collins expone en su libro Empresas que sobresalen, se basa en tres círculos de pensamiento que llevan a la excelencia:

– ¿Qué es lo que me apasiona profundamente?
– ¿En qué puedo ser el mejor?
– ¿Qué es lo que mueve mi motor económico?

El concepto del erizo descansa en la intersección de los tres círculos, fruto de una reflexión relativa a lo que uno sabe hacer bien y lo que le fortalece.
Lo importante de los círculos se asienta en la idea de adherirse al concepto de erizo y saber decir NO a todas aquellas propuestas que se desalinean con el enfoque sobre el que se construye su visión.
Los erizos construyen su futuro sobre lo que hacen bien (desempeño), sobre lo que les apasiona y sobre lo que les aporta valor y aporta valor a otros. Entrar en nuevos territorios ajenos a estos círculos les haría perder la simplicidad que les lleva a la excelencia.
El concepto de zorro en el mundo profesional tiene mucho que ver con presentarse desde la idea de que para resolver problemas complejos hay que presentar soluciones complejas. Parece que la complejidad de la solución debe estar a la altura de la complejidad del problema.
Sin embargo, las grandes respuestas a los problemas complejos vienen de la sencillez y evidencia de las respuestas.
Este concepto de erizo nos hace reflexionar sobre el hecho de que para comenzar no hay que tener una maravillosa idea y una planificación brillante y compleja, sino todo lo contrario. Las personas, equipos y organizaciones que perduran ensayan y prueban para quedarse con lo que les funciona. Descubren sus fortalezas como erizos y a través de personas, pensamientos y acciones disciplinadas, generan un verdadero proceso de transformación que les hace perdurar siendo excelentes.

#DESPERTAR

S

En mi pasado Blog escribí sobre mi fuerte posición y convicción con respecto al hecho de que TOD@S venimos a este mundo a #TRASCENDER y fundamenté mis argumentos en algunos hechos que he aprendido de distintos profesores y de investigación al respecto; hoy quisiera complementar ese blog con mi comprensión sobre lo que #DESPERTAR implica y el papel que este #DESPERTAR tiene en mi proceso de crecimiento hacia el #TRASCENDER y #TRANSFORMAR.

Quisiera comenzar de nuevo por la definición “pura” de lo que despertar es, Wikipedia lo define como “la acción física de dejar el sueño y pasar a la vigilia” y en referencia a la #ILUMINACIÓN cita: “proceso espiritual conocido como Iluminación (creencia)”; este proceso “espiritual” es para mí de especial preponderancia, es más, yo trascendería de lo espiritual al proceso de #crecimiento personal que desde mi perspectiva es inclusivo y circunscribe el proceso espiritual como parte del mismo.

John Bowen en un muy interesante artículo del Hufftington Post titulado “El vínculo entre Desarrollo Personal y el éxito Profesional” cita al legendario Jim Rohn al respecto: “tu nivel de ÉXITO rara vez superará tu nivel de #DESARROLLO PERSONAL”, esta frase ME ENCANTA, me parece que resume en una línea algo que TOD@S sabemos, conocemos y sin embargo obviamos y hasta evitamos de manera consciente e inconsciente; ¿no te parece ilógico que la mayor parte del tiempo sacrifiquemos nuestras necesidades personales por una hora más de trabajo o un fin de semana más de trabajo?, sé que por supuesto te parece ilógico, pero de esto hablaremos con más detalle luego.

Despertar, ¿cómo una palabra tan corta tiene tanto poder?; “dejar el sueño”, ¿qué te dice esto?, sin duda a mí no me dice que es “dejar de soñar”, claro está no desde la perspectiva meramente literal, me explico: Hace unos meses estaba reunido en un Starbucks con una de nuestras facilitadoras de Talleres para el Próximo Talentum Fest (@talentumfest ) y dentro de la conversación esta persona me dijo: “Federico, ¿cómo fue tu despertar?” ¡Qué pregunta!, por supuesto que tengo clarísima la respuesta, de hecho dicha respuesta es lo que me motiva diariamente a levantarme de la cama y salir a darlo TODO en todo lo que haga, sin guardar nada, completamente abierto.

Eso sí, hay que tener muchísimo cuidado cuando se habla de este despertar para no confundirlo con el #trascender, NO BASTA CON DESPERTAR, cuando despierto comienzo a comprender, comienzo a ser #consciente de mí mismo, de mi realidad, de mi entorno, comienzo a comprender mis limitaciones, pero lo que es aún más importante comienzo a ver y valorar mis virtudes, en que soy BUENÍSIMO, para que NO SIRVO, dos cosas que muchas veces no nos cuestionamos, o que cuando nos preguntan al respecto por “humildad” o “martinismo” no nos atrevemos a responder sinceramente. El Despertar es el comienzo, sólo el comienzo, es abrir los ojos y “dejar de soñar” para comenzar a “vivir”, para comenzar a desarrollarme personalmente, para comenzar a crecer en sabiduría y para comenzar la iluminación.

Regresando al momento de la pregunta y la respuesta, aquí les va, le dije: “antes de despertar, cuando estaba “soñando” estaba haciendo cosas muy buenas, y además las estaba haciendo muy bien, era una persona “exitosa” para quienes me veían desde afuera, puestos Directivos, viajando por el mundo, codeándome con los grandes, “enseñándole” a muchos, formando líderes y sin duda siendo admirado por muchos, sin embargo, estaba “soñando”, mis prioridades estaban muy mal ubicadas, es más creo que ni las tenía (aunque por supuesto todos los días me recordaba cuales eran); de repente, del Cielo, porque no puede haber venido de otro lado, cayeron todas las plagas (bueno así al menos las sentí yo), todo se juntó y todo absolutamente TODO se derrumbó (obvio que para el mundo exterior, en el que estaba “soñando”, todo seguía igual, todo seguía perfecto), ese TODO, el verdaderamente importante, ese que arriba dije que no entiendo porque sacrificamos, mi extensión personal, mi familia, estaba a punto de irse, mis actitudes, mis acciones y mis prioridades los habían empujado hasta que no se podía más, y ojo que yo estaba SEGURO de que TODO lo estaba haciendo bien, que era no solo el esposo perfecto sino el papá perfecto, justo como me veían de afuera, pero claro está, estaba “soñando” que era esa persona perfecta sin tener consciencia alguna de muchas cosas y lo que es peor aún de las razones o motivaciones detrás de ellas.

Gracias a Dios, desperté, me caí de la cama, me di un porrazo GIGANTE, literalmente desde mi perspectiva y experiencia no podía caer más bajo ni sentir más dolor del que sentía y entendí que debía #cambiar, que debía #crecer, que debía #MEJORAR y convertirme no en lo que los de afuera en el “sueño” veían que era o esperaban que fuera, sino en el que en mi realidad podía y debía yo ser, el mismo que mi esposa, mis padres, mis hijos y mis amigos de verdad sabían que yo era y podía ser.

Así desperté, y ahí no solo entendí sino que decidí que mi despertar no era solo para mí, que si tenía la oportunidad de contar el cuento con hasta el momento un final feliz, debía hacerlo, mi historia no es solo para mi crecimiento, debe ser para el de los demás, si tan al menos a una persona puedo ayudar a que “despierte” sin tocar fondo, pues mi misión habrá sido alcanzada”.

¿Te has preguntado si estas “soñando” o estas despierto?, ¿tenés alguna idea de ello o sos consciente?, es más, tan siquiera te atreves a preguntarte ¿Estoy donde debo estar?, ¿estoy viviendo a todo mi potencial?, ¿estoy siendo la persona que puedo ser? o ¿estoy de paso, viviendo y “soñando”, tan solo divagando por mi zona de confort?

Despierta amig@, sé que podés hacerlo, no es fácil, implica hacerte preguntas incómodas, y lo que es más difícil aún, encontrar las respuestas a ellas, pero si podés hacerlo antes de darte el “porrazo”, será mucho mejor, yo tuve mucha suerte de que me amaran suficiente para hoy contar el cuento pero fácil podría estarlo contándolo con mucho arrepentimiento desde otro lugar.

¡NO ESPERES A QUE PASE EL TIEMPO! #DESPIERTA!!!!!